martes, 24 de julio de 2007

Diario de viaje 2


Ya partí de Rosario, la ciudad que me hizo señtir un aburrido pueblerino. La verdad es que caminando por la costanera me dí cuenta de que es una gran ciudad, muy distinta de La Plata aunque con un aire similar, ¡hasta tienen una casa de la poesía!

En el hostel conocí a muchas personas: varios marplatenses, un mejicano loco, varios brasileños, dos ingleses, un francés y algunos porteños; así que terminé por viajar con un brasileño muy simpático, de San Pablo, que ya se está volviendo. Hoy estoy en Iguazú, y mañana voy a conocer las cataratas antes de ir a Brasil definitivamente. Hoy hay fiesta!! Manténganse leyendo, así saben de mi vida.


Éstos son Fernando, Marcus, y Rígel (los dos primeros brasileños y el tercero es mejicano)

3 comentarios:

Campa dijo...

Che! que suerte y que lindo que parece ir yendo ese viaje. Espero que resulte muy lindo (usé la palabra "lindo" dos, no, tres veces, parece que me va a dar un ataque). En serio, que la pases bien!

Federiken somnoliento dijo...

Che, pero lo único que nos terminás contanndo, es que conociste gente y la pasaste bien. Espero que Brasil te agarre más verborrágico porque así esto parece un telegrama nomás... Salvo que ésa sea tu intención, claro
De todos modos debería estar durmiendo y no escribiendo, así que ni releeré esto antes de darle clic al "publicar". A ver cuándo te cruzo online de nuevo. Saludos, ojalá que lo bien que lo pases sea directamente proporcional a lo lejos que estés, así cuanti más lejos te vayas más tengás para contar.

Anónimo dijo...

EN brasil ed motta la favelafunk ,me encantarìa estar por allì , saludos .