domingo, 25 de noviembre de 2007

El paisano es el verdadero descendiente del gaucho?

Verdaderamente, y a riesgo de un asesinato de parte de los tradicionalistas con respecto a mi persona, pienso que el paisano poco tiene que ver con el gaucho antiguo, y que una figura más moderna y pretendidamente "extranjera" como la del motoquero se ajusta mucho más a la figura del gaucho.
Primero: el gaucho era un semimarginal, mal visto en los pueblos y acusaba recibo de violento y orgulloso. El paisano moderno es una institución tradicionalista, absurda, y que admira el "folklore" (palabra y concepto ingleses y románticos a todas luces) y ocupa una función social como trabajador rural. No es violento, aunque tiene un cierto orgullo.
El motoquero es también un semimarginal, viviendo en los bordes de la civilización, generalmente mal visto en los pueblos, y acusa recibo de violento y orgulloso.
Segundo: la función del caballo del gaucho era completamente vital para su existencia nómada, y sus principales conocimientos se referían al animal y sus géneros. También era un símbolo de su estilo de vida nómada y libre. Para el paisano, el caballo es su herramienta de trabajo rural, y es principalmente un dudoso símbolo de "argentinidad" -nunca voy a entender por qué del todo, teniendo en cuenta que el caballo participó en todas las civilizaciones orientales y occidentales.
El motoquero no es tal sin su moto. Sus conocimientos mecánicos son ecuánimes a los del gaucho sobre caballos. Es su principal medio de locomoción, y un símbolo de su vida nómada libre.
Tercero: el gaucho era poderoso y aguerrido, bravo para la provocación y bien dispuesto a la pelea a cuchillo uno a uno. Numerosas veces se enfrentaban entre ellos o con la ley, aunque matar no era su meta.
Nunca he oído de un paisano peleando a cuchillazos.
El motoquero es también orgulloso y aguerrido, aunque sus armas se hayan modernizado un poco. Usan, además de cuchillos, cadenas, palos y barretas. No son raros los enfrentamientos entre sí, aunque sean pocas las muertes que se deban, y los enfrentamientos con la ley son una constante en su vida.
Cuarto, y creo yo, lo más importante: El gaucho y el motoquero son esencialmente nómadas. Viven viajando, en la ruta y el camino, y trabajan ocasionalmente para pagarse sus gastos de viaje. El paisano está fuertemente arraigado a su lugar de origen. Trabaja la tierra y ocasionalmente es pastor.
Creo yo, arriesgando una conclusión que se deja ver clara, que le verdadero heredero de los valores y el estilo de vida del gaucho es el motoquero. El paisano es un lugareño, como tantos otros, una figura rural natural del país, pintoresca, parecida por semejanza y tradición estética al gaucho. El motoquero sudaca, sin embargo, retoma los valores tradicionales del valor, la aventura y el viaje. Sabe tanto de cuchillos y asados como el mejor paisano, y de motos (la evolución cultural del caballo en los caminos). Es barbudo y potente, impresiona por su dureza, es amable y un tanto simple y seco, aunque la variedad es enorme.

1 comentario:

Fred Christ dijo...

Coincido casi en la totalidad de tus argumentos. Nunca me había puesto a pensar en quién sería el sucesor del gaucho, la verdad, pero siempre lamenté la crucial diferencia entre gauchos y paisanos. En especial cuando leés el Martín Fierro, deseás conocer el campo... y después conocés el campo actual, con los paisanos de bolso adidas.
Cambiando de tema.
Por cierto que es sumamente irónico que el ritmo mas "tradicional" que tenemos se designe con una palabra inglesa. Me hace reír escuchar a los paisanos de ciudad llenándose la boca hablando de "tradición" y tildando de "vendepatrias" a los que no son como ellos, como si ellos fueran los verdaderos "argentinos". ¡Los pocos indios que Roca no mató son los únicos argentinos! Igual, el concepto de "patria" es algo que no comparto. Mi "patria", por lo que lucho, son mis seres queridos, que no son muchos. Los nombres de los lugares van y vienen, al igual que sus gobernantes.